Ricardo Torres: La tempestad

La Tempestad

Existe un cuadro de Rembrandt Tormenta en el mar de Galilea, en él se nos
muestra un pequeño barco, poco más que un cascaron desvaído, y cuyo mástil está a
punto de ser arrancado por el fuerte viento de la tempestad que está atravesando…A
bordo, se encuentran los discípulos de Jesús a travesando el mar. Un mar que parece
haber conjurado al abismo que dormita en sus entrañas.

El Papa Francisco ha descrito la situación actual mundial, como “Siamo stati
presi alla sprovvista da una tempesta inaspettata e furiosa”. Estamos atravesando una
tempestad inesperada y furiosa, la cual acabará agitando las almas más allá de lo que
creamos. En una plaza de San Pedro desierta…Apela a nuestra consciencia colectiva y
un sentimiento de humanidad compartida, la cual, muchas veces ha estado en entre
dicho.

Ante el mismo Cristo de San Marcello, que en 1522 fue sacado a las calles de
Roma para acabar con la “Gran Plaga”, y el icono de la Virgen Salus populi Romani, de
Santa María la Mayor, el Santo Padre salió a una Plaza de San Pedro empapada por la
lluvia y teñida de azules y malvas, entre trémulas esperanzas y con el peso de la
responsabilidad espiritual sobre sus hombros, para recordarnos que “Nadie se salva
solo”…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here