Manolo Vidagany: Llíria cuna de grandes profesionales del oboe

Manolo Vidagany: INSTRUMENTOS Y PERSONAS: EL OBOE

En este segundo artículo, intentaré “desbrozar” un poco el terreno para explicar el Oboe, segundo instrumento de la familia de las maderas, pero antes de ello, creo necesario exponer una pequeña aclaración sobre unos  comentarios, a raíz de la publicación del anterior artículo sobre la flauta. En este, ya expliqué, a groso modo, el objetivo de estos artículos, en los cuales, mi intención es profundizar más en cada instrumento y detallar las características técnicas, evolución y su desarrollo hasta la actualidad,….y de paso,… aprovechando esto, destacar a paisanos nuestros, que bien por ser de los primeros profesionales, y por lo tanto, más antiguos o desconocidos para muchos o,  que siendo más jóvenes, han destacado en su instrumento en diferentes facetas.

Obviamente, debo destacar a los más antiguos, por ser más o menos conocidos –o desconocidos-, y entre los más ”jóvenes”, (entre 50-60 años), los que ocupan puestos relevantes o que por circunstancias profesionales o personales, han sido más cercanos a un servidor, tanto de una Banda como de otra. Que conste que tengo buenos amigos en ambas agrupaciones.

La relación de músicos profesionales de la que dispongo hasta fecha de 2006, es de 28 Flautas, 23 Oboes, 83 profesionales entre Requintos, Clarinetes y Clarinetes Bajos, y el resto…. así que… entenderán que me tenga que dejar a alguno en estas relaciones. A los interesados en el tema, les recomiendo el excelente libro de mi amigo y colega Miguel Torres Castellano, conocido por “El Fariner” (de la Unión), “Lliria, cuna de Músicos”, y editado por el Ayuntamiento, donde de forma exhaustiva, y hasta la fecha antes mencionada, expone una relación completa de todos y cada uno de los músicos profesionales de Lliria, con datos completos de sus trayectorias profesionales. A fecha de hoy, no sé en cuanto se habrá  incrementado el número de profesionales destacados en cada instrumento, así que…….siento (y harto difícil, dado el objetivo de estos artículos) no citarlos a todos pero el espacio no da para más.

Hecha esta aclaración, pasemos a nuestro instrumento de hoy, el Oboe, que al igual que la mayoría de instrumentos de viento, procede de civilizaciones antiguas como las de Mesopotamia (zona ubicada entre los ríos Tigris y Éufrates, lindante entre la actual Irak y Siria), por lo que no es de extrañar que civilizaciones posteriores posean especímenes relacionados con esta familia. En Grecia se le llamaba “aulos”,  y “tibia” en Roma. En los grabados antiguos, se puede confundir con las flautas, aunque se diferencia de esta en su embocadura: embocadura de bisel en la flauta y doble lengüeta o caña en estos. En España se reintrodujo con los árabes, con el nombre de zolami y posteriormente alboque, y en Castilla, sobre el siglo XV se quedó con el nombre de Chirimía,  y de lo que en nuestra zona queda como “dolçaina”. Todos, desde los predecesores hasta los actuales, usaban (dicho antes) la lengüeta doble, es decir, dos cañas en vez de una, a diferencia del clarinete.

Los instrumentos de lengüeta doble eran apropiados para el exterior, pues para la música de interior (de cámara), su sonoridad era demasiado “incisiva”. Lully, al servicio de Luis XIV, solo admitió en su orquesta a la flauta dulce. Este mismo rey los adoptó para sus bandas militares, ya que su sonido era muy penetrante, y Mersenne se refiere a ellos como los más sonoros después de las trompetas.

Va evolucionando con diferentes nombres, como “Chalumo”, “Piffera”, “Cromormo”, u otros de mayor volumen como “Bajón”, o “Bombarda” que originaron el Fagot

En Francia, en el siglo XV, comenzó a llamarse “haut-bois”, -alto de madera-, y se construían en dos versiones: uno popular, de un solo cuerpo, con seis agujeros y sin ninguna llave, (comparable a la chirimía) y los de orquesta, con siete agujeros y tres llaves, construido este por J. Hotteterre, un constructor de gaitas.

Por el XVII, los instrumentos de doble caña se soplaban por medio de un capuchón que cubría estas para evitar el contacto de los labios, obteniendo los sonidos “estridentes y penetrantes”, y es entonces cuando se le quita el capuchón, mejorando notablemente su sonoridad al controlar la vibración con los labios.

Ya es en el XIX, cuando Guillaume Triebert, tras pruebas y estudios, consiguió un sistema de agujeros y llaves, dotándolo de mejores características, y  mejorado posteriormente por su nieto Francois Lorée y que es el que hoy más perdura.

El oboe actual está compuesto por tres  piezas (cuerpo superior, inferior y pabellón o campana), y su tubo es de forma cónica, concediendo a este instrumento un sonido con todas las definiciones: poético, melodioso, nasal, y estridente cuando venga al caso.

Hubo un Oboe d’amore (oboe de amor), afinado una tercera baja, utilizado como voz dramática en los contrapuntos acompañando las arias de solistas y que actualmente sigue utilizándose en la música barroca. El otro de la familia es el más conocido Corno inglés, afinado una quinta baja y que también se le llamó oboe di caccia (oboe de caza), porque en su aparición por el XVII, estaba curvado como un cuerno. Su nombre parece que deriva de una transcripción equivocada de “englisches horn” (corno angélico), su nombre en antiguo alemán. Su doble lengüeta va insertada en un pequeño tubito de metal llamado tudel  y su pabellón o campana es más aovado.  

 Su utilización orquestal comenzó como “ripieno” (de relleno) para la cuerda, pero desde Vivaldi, Marcello, Mozart, Telemann, y otros hasta llegar hasta nuestros días, su papel como solista es innegable. Aprovechando que el maestro Morricone se está despidiendo de su mundo musical, podemos dedicar unos minutos a escuchar su maravilloso solo en la película “La Misión”, y admirar, deleitarse y emocionarse con una gran música y un gran instrumento.  

……después de esta pequeña reseña, y ya pasando a  los intérpretes, nuestros paisanos (vuelvo a recordar la aclaración  anterior), quisiera comenzar por Ruperto Galduf Pastor, nacido en 1896; formado en la Primitiva, allá por primeros del siglo pasado, ya formó en la Orquesta del Teatro Español, Orquesta del Teatro Liceo de Barcelona y que en 1946 entró en la Banda Municipal de esa ciudad, donde permaneció hasta su jubilación. Apodado como “Chavea”, fue tío del después director de orquesta Manuel Galduf, (también oboísta en sus inicios profesionales), y uno de los pioneros profesionales llirianos en esparcirse por nuestra piel de toro.

Otro temprano fue Vicente Martí Feltrer, nacido en 1913 y formado en la Unión Musical. En 1934 formó parte de la Banda Municipal de Valencia; más tarde fue solicitado para incorporarse a la Orquesta Municipal de la ciudad en su fundación en 1943 hasta su jubilación. También desarrolló una gran labor docente como profesor del Conservatorio de Valencia, pasando por su aula una generación de excelentes oboístas, esparcidos en puestos destacados del territorio nacional y también fue un excelente director de bandas, destacando la dirección de su banda, la Unión.

Miguel Gorrea

Por turno de edad, le corresponde ahora a Miguel Gorrea Garrigues. Nacido en 1927, se formó en la Unión Musical, y pronto formó parte de la Banda Municipal de Castellón como solista de oboe. Tras un corto espacio de tiempo, ingresó en la Orquesta del Teatro Liceo de Barcelona. En 1960, aprueba las oposiciones en la Orquesta Municipal de Valencia como oboe y corno inglés hasta su jubilación. En su faceta como director ha dirigido excelentes bandas, la rondalla “Vicente Giménez” y ha destacado en la dirección coral, obteniendo numerosos premios, tanto en banda como en coros, destacando su labor en la localidad de Utiel. Miguel Gorrea ya fue uno de los alumnos del maestro Martí.

Otro antiguo, nacido en 1946 es José García Pascual, conocido por el “Cariño” (vivía en la “Rambleta”), y formado en la Primitiva con el gran maestro Malato. Trasladado a Madrid, formó parte como miembro del famoso Quinteto de Viento Koan, de grandes éxitos en su época, y es profesor de la Escuela de Música de Leganés, y solista de la Banda Municipal de Madrid.

José García Pascual. Quinteto Koan

Un poco más joven es Antonio Fernández Cintero (1958), otro alumno del maestro Malato en la Primitiva y del maestro Vicente Martí. Comienza su andadura como músico militar en Zaragoza, y como miembro de la Banda de Música de la Guardia Real en Madrid y su Quinteto de Cámara en 1978. Ha actuado repetidas veces con la Orquesta Nacional, es miembro fundador de la “Orquesta de Cámara Villa de Madrid” y ha formado parte de la Orquesta de RTVE; también ha sido profesor en el Conservatorio de Valencia, y es solista de la Banda Municipal de la ciudad en la actualidad.

Antonio Fernández

Otro joven, con  57 años, (1962), es Vicente Llimerá Dus, y también alumno del maestro Martí. Ha desarrollado su actividad profesional especialmente en la docencia (Conservatorios de Albacete, Alicante, Castellón y Valencia), como solista en diferentes orquestas y grupos nacionales y extranjeros (con un apartado especial a la interpretación de la música barroca) y dedica parte de su actividad a la investigación e interpretación  de autores españoles de oboe. Posee un par de premios importantes (un Goldberg de Oro por interpretación en música antigua, un Nacional de Música en 2005 o un Premio Importante del Diario Levante) y ha sido profesor asociado en la Universidad Jaime I de Castellón. En la actualidad es Catedrático en el Conservatorio Superior de Valencia.

Vicente Llimerá

Y el último joven (1967) con 52 años es Manuel Tomás Ludeña, otro alumno de los maestros Gorrea y Martí. Ejerció la docencia en Gijón, Segovia y actualmente en Torrente. Después de su labor docente, destaca su labor en el campo de la Gestión y Organización de Centros Educativos y Recursos Humanos. A él se debe el Centro Integrado de la Unión Musical, y el proyecto y realidad de “Tots musics, tots diferents” del Conservatori de Torrent por el que se han recibido premios nacionales. Es creador de Centros especializados de Música dedicados a la formación del profesorado, publica artículos especializados, es asesor de diferentes asociaciones, ha impartido cursos de formación  y conferencias por la geografía española, y por su capacidad, ha ejercido diferentes cargos en la Administración de la Generalitat, (Director de CulturArts, Subdirector de Calidad Educativa, y el último, Secretario Autonómico de Educación).

……….finalizando esta relación, aparecen  nombres como Jose Vte. Bayarri, Emili Pascual, José M. Castellano, y otros ya más actuales y jóvenes, (hasta 23 oboístas),  que ocupan plaza en diferentes conservatorios y bandas del país, y que con su presencia, dan prestigio  a “la terreta”.

Gracias por leer.

Fuentes:

-Miguel Torres Castellano-“Lliria, cuna de músicos”-Ayuntamiento de Lliria-2006

-Bernardo Adam Ferrero “Las bandas de música en el mundo”-Sol editorial-1986

-Jordi Cervelló-Cat. Autuori-“Instrumentos musicales”-Edit. Parramón-1983

-Percy A. Scholes-“Diccionario Oxford de la música”, vol.2-Edhasa Hermes-Barna 1984

-“Los grandes temas de la música”- vol. Curso de música-Salvat-1986

-Fernando Argenta-“Los instrumentos de la orquesta”. Apuntes de Banco Caminos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here