«Mi amigo tiene autismo» el libro de dos mamas del aula CYL del CEIP Sant Vicente

Hace cinco años que Roberto va a clase al «aula de las flores» del CEIP Sant Vicente. Su mama, Maria José lleva con el resto de mamas, de la dirección del centro y de las encargadas del CYL, desmontando falsos mitos en la «semana del autismo» desde hace tres años. «Se nota mucho, los otros niños, las familias, profesores todos estamos mucho más sensibilizados, y en este cole está bastante normalizado» dice contenta de ver los resultados de estas iniciativas de concienciación e información. «Por eso me gustaría sacarlas fuera del cole, que se abrieran más a la sociedad, que todas las familias pudieran conocer más del aspecto del autismo» comenta con optimismo de esta semana del autismo. De ahí, la importancia de la difusión de este libro que se ha presentado este dos de abril, Día Mundial del Autismo.

Hace tres años, Elena, al enterarse que su hijo sufría trastorno del espectro autista TEA, se puso en contacto con ella, enseguida congeniaron «necesitaba información, consejos, hablar» comenta Elena que tiene un hijo de 4 años. En aquel primer encuentro se hicieron amigas, «el autismo se puede decir que nos unió» señalan con humor.

Entonces no sospechaban que acabarían escribiendo un libro «al principio iba a ser solo un tríptico informativo para la semana del Autismo del CEIP Sant Vicent». Al final, les ha salido un precioso cuento llamado «Mi amigo tiene autismo» donde concienciar a todos, y sacar fuera del aula la información, para las demás familias y niños «no nos pararnos en las diferencias, sino en lo que nos une, crear empatía, normalizar» dicen con humanidad sobre este cuento.

«Tiene dificultades para comprender el mundo que les rodea lo que se puede traducir en conductas inusuales» señalan. Por eso en el libro se muestran algunas facetas como las rabietas, ordenar las cosas, la sensibilidad a los sonidos fuertes, la falta de integración social, el aleteo que son rasgos bastantes comunes entre los niños que sufren algún tipo de trastorno del espectro autista. «Es una discapacidad invisible, por eso es importante preguntar antes de juzgar» añaden.

Por eso también quieren mostrar las cosas que les unen con otros niños: jugar, la música, la tablet, saltar… «la diferencia es enriquecedora. Si aceptamos la diversidad como algo normal, no será necesario hablar de inclusión, sino de convivencia» manifiestan con esperanza.

Para la elaboración de este cuento consultaron con los niños del CEIP Sant Vicent «muchas de las frases son literales de los niños, con su lenguaje. Pero tiene un mensaje muy profundo, muy para los padres también» comentan sobre este libro «que se pongan en el lugar del otro, que sus hijos y nuestros hijos son más parecidos de lo que creen» finalizan mientras Roberto y Ren escuchan música y juegan con el balón mientras dura la entrevista.

Con el libro en sus manos, estas dos mamas, intentan ahora que su mensaje se distribuya por todos los coles de Llíria, asociaciones, centro de salud, «para que los niños de otros coles puedan leerlos con los profesores, también en las familias, y así entre todos ser un poco más conscientes de las cosas que nos unen» concluye Elena. «Las instrucciones son sencillas, leerlo en familia y si ya luego se hacen preguntas así mismos, nuestro objetivo estará cumplido» desea Maria José sobre este precioso libro hecho para que entre todos construyamos una sociedad más integradora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here