De Gran Bretaña a Llíria. Ella es Stephanie, la «English teacher» del CEIP Sant Miquel

Stephanie es británica. Pero hace unos meses decidió venir a Llíria para enseñar su lengua materna a los niños del CEIP Sant Miquel. Y no solo la lengua, también la cultura del país del God save the Queen,  Halloween, y el fish and chips, y todas las tradiciones que los niños de Llíria están conociendo de primera mano gracias a esta joven maestra que en 6 meses ha conquistado a los alumnos con su simpatía y profesionalidad, «estoy encantada de enseñar en este colegio».

Dentro del especial «8 dies, 8 dones», hablamos con ella, y con el equipo de Inglés del CEIP Sant Miquel, Mireia y Esther, para conocer mejor esta experiencia educativa que llevan acabo estas tres profesoras.

Stephanie cada día a las 7.30 coge el metro en Valencia con destino Llíria, donde en septiembre comenzó una nueva experiencia: hacer de profesora de refuerzo de Inglés a niños de primaria del CEIP Sant Miguel.

Es el segundo año que el CEIP Sant Miquel realiza esta iniciativa educativa única en el municipio de Llíria. El profe del año pasado el auxiliar era un chico de Filipinas, nos explican Mireia Castelló y Esther Peña, del departamento de Inglés del centro.  «Este año los niños están felices con Stephanie. Nos ayuda en actividades comunicativas, sobretodo en pronunciación, conversación, con el speaking»  matiza Esther. «Hacemos un desdoblamiento, aunque cada sesión es diferente. Nosotras hacemos la explicación general, a veces dividimos la clase en dos, y ella les potencia la parte comunicativa en pequeños grupos» explica Mireia, profe de tercer ciclo «los mayores preguntan siempre ¿donde está Stephanie? les ha conquistado. Hicimos un teatro de Navidad, ella ha estudiado Artes Dramáticas, fue fundamental para los ensayos y los chavales aprendieron mucho. Aprender disfrutando es más fácil» finaliza Mireia.

Stephanie, todavía recuerda su primer día en Llíria: «Estaba muy nerviosa, pero recuerdo ver el cartel de bienvenida y los niños con sus caras contentos de verme. Inmediatamente me sentí cómoda, y bienvenida. Es mi primer año fuera de Inglaterra y estoy encantada con este colegio por el recibimiento y el trato que me están dando, ver a los niños como se intentan comunicar conmigo, me recuerdan a mi cuando estudiaba en el primary school. Creo que lo mejor que puedo aportar es ayudar en pronunciación, para que escuchen y aprendan de primera mano como suena el ingles nativo» explica con dulzura esta maestra inglesa que ha cambiado su isla natal por Llíria.

Por las tardes, Stephanie estudia español, y «hasta un poco de valenciano», sonríe tímida, junto a sus compañeras de departamento, Esther y Mireia «Tenemos pendiente llevarla a casa a hacerle una paella, y que vea la hospitalidad de Llíria» comentan mientras nos despedimos y Stephani, parte hacia la estación a por el metro para llegar a su casa a Valencia y a la escuela, donde por la tarde dejará de ser maestra para ser de nuevo, alumna en clases de Castellano.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here