María Ribas: “Si volviera a nacer volvería a dedicarme a la enseñanza”

María Ribas ha sido “la Maestra de Llíria”, tres generaciones han pasado por las aulas de esta profesora de vocación, que fue la primera mujer licenciada que dio clases en Llíria allá por los años 50. “Si volviera a nacer volvería a dedicarme a la enseñanza, tanto me ha llenado” aseguró el viernes emocionada en el homenaje que Elles Dones ha realizado por la Setmana de la Dona a esta querida maestra de 88 años.

En Plena España de posguerra y hambre, llegó a Llíria María Ribas Serrano.

Una niña educada en Barcelona donde estudió y se convirtió en licenciada. “En los años 50 en Barcelona se declaró la primera huelga de estudiantes por la subida del transporte público. El Gobierno claudicó y María estaba allí” contó en el homenaje Salvador Vergara, alumno y amigo de María y la familia.

Y es que su familia tenía una casa en Llíria, donde venían en verano: “se veía pasear a María con sus libros, una cosa rara en la Llíria de posguerra y mas en una mujer” matiza Vergara de los recuerdos de aquella época sobre María Ribas.

En los años 40 se funda la Academia EdetaUn dia aparegué una mestra que quan et preguntava et mirava als ulls, i que no seguia les normes. Era tota una llicenciada” añadió Salvador Vergara de los recuerdos de aquellos años en la academia Edeta, donde las alumnas eran minoría, y donde María Ribas era la única licenciada. María enseñaba historia del arte y fueron a Valencia al Museo Pio V, al Patriarca, al de cerámica Gonzalez Martí “mai havíem anat a un museu” recuerda Vergara de aquellos años.

También Alfons Cervera tuvo palabras de agradecimiento a la que fue su maestra “a ca meua no hi havia llibres, i ella va ser la primera que em va despertar l’interès per la lectura. A més ens va descobrir que a Llíria teníem un escriptor de ciència-ficció molt bo: George H White. Per a mi Maria em va obrir el món de la lectura que després em feu escriure. Gràcies” dijo delante de un salón de actos lleno de antiguos alumnos de María que llegó en los 90 a dar clases de Historia y de historia del Arte en el Instituto Camp del Túria.

A sus 88 años María sigue leyendo “solo puedo leer pagina y media porque mi vista ya no está muy bien, pero si volviera a nacer me dedicaría a la enseñanza de nuevo, tanto lo he disfrutado” dijo con la humildad que caracteriza a esta mujer que fue la primera licenciada que dio clases en Llíria allá por los años de posguerra y que estuvo acompañada en el acto por sus hijos, nieta, amigas y familiares.

Ya en el coloquio del homenaje que había preparado la Escuela de Adultos y la asociación Elles Dones, sus antiguos alumnos y alumnas llenaron de recuerdos, anécdotas y cariño la tarde: “solo ella tenía tele donde íbamos por la tarde muchos de sus alumnos para ver el fútbol cuando había final”, según han recordado algunos de sus alumnos como Trini Senabre, Juan Antonio Bort, Vicente Vicente, Pepe Jordan, Salvador Vergara, Rafa Solaz, Miguel Cintero y Alfons Cervera, Reme Tordera, Isabel Cebria, Amparo Más, Mari Carmen García, Mari Carmen Torres, Fina Cintero, Reme Vidagany, Maria Dolores Civera, que no se quisieron perder el acto.

Un merecido homenaje en esta Semana de la Dona 2019 que visualiza el papel de la  Mujer en la educación, en María Ribas Serrano, una mujer ilustrada y querida por todos en Llíria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here