Manolo Vidagany: El Genio de Ennio Morricone

EL GENIO DE ENNIO MORRICONE

Esto días se ha producido el anuncio de la retirada  o jubilación de uno de los músicos más prolíficos e interesantes de la música del siglo pasado y parte de este, como es el italiano Ennio Morricone. Recibir un homenaje después de muerto no sirve para mucho al muerto y sí a los familiares, pero recibirlo vivo, a nivel mundial como este gran músico, engrandece y ennoblece al que lo recibe y llena de orgullo a sus allegados que pueden disfrutarlo junto a él, con vida y salud.

Nacido en Roma, en Noviembre de 1928, su obra abarca diferentes géneros, pero destaca sumamente su producción para el cine..¡más de 500 títulos!..amén de estar considerado como uno de los más influyentes en esta música dentro del siglo XX. Una pequeña reseña para conocer su vida y su trayectoria es lo menos que podemos hacer para homenajear a este gran músico.

Comenzó sus estudios tocando la trompeta, y a los 6 años, ya compuso su primera obra. A los 9 años su padre lo matriculó en la prestigiosa Academia Nacional de Santa Cecilia, matriculándose posteriormente, a los 12 años, en el Conservatorio, en un curso de Armonía de 4 años que finalizó…¡en 6 meses!.

Obtuvo su diploma de trompeta en 1946 y al graduarse en 1954, comenzó a trabajar como compositor “fantasma” para películas que se atribuían a otros compositores famosos de la época. También ganó popularidad al componer música de fondo para programas de radio.

Por los años 50 le fue otorgado un diploma de instrumentación y otro de composición por el conocido músico y compositor Goffredo Petrassi, y también comenzó a arreglar música para otros compositores afincados en el cine.

Poco después, su amigo de la infancia, el director Sergio Leone, le contrató para sus películas de lo que se llamó entonces como “espagueti western”, pues se hacían como churros. Películas como “El bueno, el feo y el malo”, “Por un puñado de dólares”, “La muerte tenía un precio”, “Agáchate maldito”, o “Hasta que llegó su hora”, forman parte de nuestros recuerdos de aquella época.

Por los 80 y 90 del pasado siglo, compuso música para otros directores y otros géneros. Títulos inolvidables para los amantes del gran cine, como “La Misión” (¡qué gran solo se curra el oboe..¡) o “Cinema Paradiso” han dejado huella por su música llena de expresividad y sentimiento.

Ya, para citar sus premios,  (no cito las nominaciones a ellos),  posee 2 Oscar, el último en 2016 por la película “The Hateful Eigth”, 2 Grammy, 3 Globos de Oro, 5 BAFTA, 10 David de Donatello, 11 Nastro d’Argento, y en 2010, el Premio Música Polar, otorgado por la Academia Sueca y considerado como el Nobel de la Música. En 2009, su música de “El bueno, el feo y el malo”, entró en el “GRAMMY HALL OF FAME”.

La música de películas como La Misión, Cinema Paradiso y algunas de las nombradas, acaparan la mayoría de premios citados.

Su producción para el cine comenzó en 1963 y llegó hasta 2016, con otros títulos como “El Decamerón”, “La Biblia”, “Novecento”, “Lolita”, “Sacco e Vanzetti”, junto a otros más o menos  populares, por lo que lo de los 500 títulos, no es nada de extrañar.

También compuso para documentales (el último en 2016); la marcha “El Mundial” para la Copa de futbol de 1978 en Argentina; una canción, “La soledad”, (2013) para Laura Pausini en uno de sus discos recopilatorios y, en 2015, estrenó una “Misa Papae” dedicada al papa Francisco para conmemorar los 200 años de la restauración de la Orden Jesuita.

Morricone, al igual que otros compositores del género, como Mancini, Williams, etc. nos ha(n) dejado una gran música (ya cité algo en un artículo anterior), que no tiene nada que envidiar a la llamada música clásica o culta, y ha(n) conseguido, por medio de ella, emocionarnos y transmitirnos su visión y sentido de la vida vista a través de su música. Su(s) arma(s) ha(n) sido su trabajo y su dedicación y nos ha(n) legado una gran música. Con tantas “titulitis” más o menos verdaderas que existen por estos mundos, (falta ver los resultados, que son los que dejan huella), ha sido un placer dedicarle unas letras a este gran músico. Entre sus resultados, una venta de más de 70 millones de discos, una mente brillante y una gira de conciertos en Italia, que parece ser finalizará en Junio, para despedirse del público, o sea, trabajando. Le deseo una buena vida.

Gracias por leer

Fuentes: Internet-Wikipedia   

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here