Manolo Vidagany: “Pepe Llopis y los Errantes”

En el corral de la Remonta

PEPE LLOPIS Y LOS ERRANTES

Un día, asistí en casa de Juan Antonio Bort, a una especie de ensayo, en la que él, junto a un amigo, ensayaban algunas canciones. No sé si por indicación de él, o por “motu propio”, monté mi primera batería con un par de cubos y el plato de una balanza de peso (en casa de Juan Antonio, en la c/ Mayor, al lado de la de D. Manuel “Conxes”, había una carnicería y existía ese artefacto) para acompañar el ensayo.

Juan Antonio Bort y Pepe Llopis

Ese amigo, parece ser –según Juan Antonio- Pepe Llopis, Creo que ese fue mi punto de salida con los  primeros Errantes, (Juan Antonio y Pepe ya se llamaban así) junto a nombres como José Vicente Muñoz al contrabajo (el de madera claro, pues no teníamos eléctrico) o Juan Manuel Soriano a la guitarra y ya, posteriormente, con los más conocidos por todos, como Pepe Alamá “Maná” o Paco Cintero, los dos con el bajo eléctrico (y tristemente ya fallecidos), Manolo Torres “el Capeto”, guitarra, y Pepe Llopis, “el Generalet”, el creador y “alma mater”, que fueron Los Errantes más conocidos por nuestros paisanos de aquella época y, por lo visto, recordados ahora por ese afán tan bonito, y muchas veces gratificante, (para algunos, a veces  no tan bonito ni gratificante) de echar mano al pasado para recordar lo que fuimos, y vivir, aunque sea por unos momentos más o menos largos, y con una “morriña” muy larga (esta vez, sí), esa experiencia de juventud que tanto nos marcó.

Baile sala de ensayos el Clarin

Viene a cuento esta introducción, porque la hija de mi amigo, sabedora de mi pertenencia al grupo y la concesión de la medalla y el título de Hijo Predilecto de Lliria a Pepe Llopis, me ha pedido una pequeña reseña para incluir en  esta celebración,…….pues menudo encargo y menudo marrón me ha endosado….es como pegar un repaso a dos o tres años de recuerdos, y decir..¿cómo meto esto en dos o tres hojas?…..y…. ¿cómo trato a Pepe?..

En la Unió

Nuestras primeras actuaciones, si así se le podían llamar, (ya me refiero al grupo más  estable) fueron en casa de amistades para celebrar alguna fiesta. Más tarde, se celebraron en los teatros del Clarín y en la Unión, con motivo de celebraciones de la juventud de entonces. En el Clarín, en la antigua sala de ensayos actuábamos en los bailes de fin de semana con unos instrumentos, que hoy nos dan risa. También recuerdo uno realizado en lo que antiguamente era el corral de la remonta (entre lo que hoy es la farmacia de Mila Faubel y Piensos Taroncher), utilizado por los militares para que  los caballos montaran a las yeguas y, este, organizado por el entonces cura de María Madre, José Nácher Riera, apodado “Kubaleta” por su semejanza con el jugador de futbol. Nuestra carestía instrumental era tan patente, que recuerdo que yo utilicé la batería que me presto el compañero de otro grupo que venía de Valencia, “Los Singals”, porque la mía daba pena.

En la “Pistina”

Lo que seguramente será más recordado por los de la época, son nuestra actuaciones en la llamada “pistina”, (hoy piscina municipal, que al mismo tiempo servía como pista deportiva para el básquet), en la que las verbenas veraniegas, fueron acercamiento, inicio o consumación de nuevas amistades, algunas llevadas hasta el extremo del matrimonio, (el Capeto dice que varios conocidos nos hacen “responsables” de esa situación),  así como en las distintas fiestas locales.

Por los años 65 y 66, ya nos desplazamos por los pueblos del alrededor con notable éxito, y recuerdo una “contrata” para actuar en el barrio de Patraix en Valencia donde fuimos muy bien acogidos. Nuestro repertorio eran adaptaciones de los Beatles (a un servidor creo que le endosaron cantar “algo”), Los Brincos, Sirex con la famosa “Escoba”, etc. Repertorio que montábamos a base de escuchar el disco, “puntear” con la guitarra y anotaciones varias, pues partituras, cero.

En Patraix

Fueron un par de años bonitos, pues cuando empezamos a tomarlo en serio, también empezaron algunas “sesiones” fotográficas para promoción del grupo, con unas cuantas fotos que hoy creo que son bastante interesantes, con las famosas “casetes del mercat”, calles del “pic”, una muy bonita en la fachada de la “Sang”, y la confección de cierta indumentaria, hasta con traje de chaqueta y todo,…eso sí, confeccionado por una modista de casa, (creo que estaba en un piso en la esquina San Vicente Paul y San Miguel) para dar realce a las pretensiones que teníamos. Más tarde, ya vinieron las salidas del grupo.

Un servidor, se fue a Palma de Mallorca, poco después, Pepe Alamá entró en la Orquesta de Valencia y después marchó a Madrid, y el Capeto, a la mili, con lo que el grupo Errantes, quedó solo con el líder Pepe Llopis, que continuó con su actividad y el nombre, junto a otros compañero, pero ya no de Llíria. Yo mismo, en mi estancia en la isla mallorquina participé en otro grupo al que le pusimos el mismo nombre, y el Capeto me comentó que también tituló otro grupo posterior con el mismo.

Bien pues….después de este extracto de los Errantes, en su etapa lliriana, la segunda parte del artículo, y desde luego, la más principal, es la referencia a Pepe Llopis, artísticamente Pep Llopis. Mis contactos con él, finalizaron después de mi marcha del grupo para trasladarme a Palma de Mallorca. Un par de visitas a Pepe cuando vine de vacaciones y él aún trabajaba en el banco en Valencia, me recuerdan al Pepe que en sus adentros, deseaba fervientemente dedicarse a la música, su música.

En estos pocos meses del año, y por otro asunto que va rodando por ahí, he vuelto a reunirme con él en un par de ocasiones para tratar temas “pasados” (….y tan pasados, 55 años hace), en los que he vuelto a disfrutar de su presencia y la de Manolo, y volver a los bonitos recuerdos de aquella época. Parecía que el tiempo no había pasado. Las anécdotas, recuerdos, repaso de fotografías, y los comentarios de como éramos cada uno y “nuestras” particularidades (Pepe me recordó que yo siempre “renegaba” -aviso para navegantes-), nos han hecho pasar momentos muy bonitos y gratificantes, que espero que se puedan volver a repetir.

Que decir de Pep Llopis??….como persona, la humildad, su trabajo y respeto en el trato, son las facetas que quiero destacar, pero de lo que se trata aquí, es del porqué de esta distinción que le han otorgado. Quiero hacer un pequeño desglose de su carrera musical.

Tal como reza en su biografía (recomiendo a los interesados un vistazo a su trabajo), su música amalgama ritmos étnicos, elementos del pop o música contemporánea, que junto a inclusiones de orquesta y coros utiliza de una forma minimalista, logrando una fusión de elementos tradicionales con los acústicos y electrónicos.

Después del primer “Cotó en pèl”, ya dirigió o formó grupos como “Proyecto de escena vocal”, junto a Antoni Tordera y Esperanza Abad y “Erratum Ensemble”, con Llorenç Barber y Fátima Miranda.

Director de “Aula d’altres musiques”, ciclo de conciertos y actividades didácticas, patrocinado por la “Fundación Autor” en colaboración con el I.V.M. Es presidente de la Associació de compositors audiovisuals “Musimatge” y director artístico del “Ensemble Improptu”.

Desde 1983 es compositor de la compañía “Ananda Dansa”, colaborando con los mejores coreógrafos y directores de escena.

Ha impartido conferencias en la UIMP de Sevilla, ha formado parte como jurado, ponente o coordinador en diversos eventos en Madrid y Valencia, todos ellos relacionados con la danza, espectáculos, audiovisual y nuevas músicas. Es presidente del SGAE en la delegación de Valencia.

SONY DSC

Ha publicado diversos artículos y trabajos en la revista “Variaciones y Moviments”; en 1995 publica “Nuevas músicas y danzas en la España de hoy”, en colaboración con el musicólogo Llorenç Barber. Ha colaborado en el libro “Musiké, la música y la Danza”, editado por la Comunidad de Madrid, y en “Ananda Dansa, del baile a la palabra” editado por la Universidad de Valencia y Fundación Autor.

…..a todo esto, le podemos añadir los premios recibidos desde 1987 hasta 2007 (fecha última de la que dispongo, pero sobradamente cumplida y seguro que aumentada en el espacio hasta hoy), entre otros: ocho nominaciones  y cuatro Premios a las Artes Escénicas de la Generalitat Valenciana (1998, 2000, 2004, 2007), Premio de la Crítica Valenciana a la mejor composición musical (2001),  Premio Max por la mejor composición para teatro infantil (“El mago de Oz”, 2000), Premio Max por el mejor espectáculo infantil (“Peter Pan”, 2003) y…….

También ha grabado 10 LPs, en los que destacan su primer “Holocaust” con Cotó en Pél. Debemos añadir, que uno de sus álbumes, “Poiemusia, la nau dels argonautes” un álbum que combina música y poesía, (con letra de Salvador Jáfer), mezcladas una y otra, y editado hace 30 años, está siendo objeto de gran éxito en los círculos de música de vanguardia, y va a ser -o ha sido- reeditado por el sello neoyorkino RVNG; además,  está siendo solicitado por los amantes de esta corriente como un disco de colección.

Ha actuado en toda España, y su música, por medio de sus audiovisuales, espectáculos y danza, se ha interpretado y escuchado en toda Europa, EE.UU y Canadá, Sudamérica, Egipto o Cuba.

No sé si en el espacio que hay hasta el día de hoy ha extendido su música por otro lares como la India o China, pero lo que sí es cierto es que la música de Pepe Llopis, “el Generalet”, recordado por sus amigos y amistades, pero desconocido –y desconocida su música- por una gran parte del pueblo, quedará por ahí grabada como la de un hijo de Lliria. Como comentamos en una conversación de estos días, hay muchas músicas pero solo dos clases: buena y mala. La de Pepe es la buena.

Ya para finalizar, y para no pasarme en alabanzas, la trayectoria de Pep Llopis, su sencillez, su gran constancia y dedicación a la búsqueda de su música, la de unir tendencias, y como él dice, “amalgamar” y fusionar, le hacen merecedor de esta distinción otorgada por el Ayuntamiento, que puede estar seguro de haber concedido un honor verdaderamente merecido en el mundo de la música en Lliria.  

Un cariñoso saludo a los primeros componentes de los Errantes, recuerdos emocionados hacia Paco Cintero y Pepe “Maná”, un gran abrazo para Manolo Torres “el Capeto” y otro especial y mi más sincera felicitación para Pepe Llopis “el Generalet, por el nombramiento otorgado como Hijo Predilecto de Lliria.

Para ustedes, Manolo Vidagany “Garrofa”.

Gracias por leer    

       

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here