Manolo Vidagany: “Il trovatore” y el compromiso de Caspe

Il Trovatore

“IL TROVATORE” Y EL COMPROMISO DE CASPE

Así de entrada, produce un cierto desconcierto qué relación tienen entre sí, una ópera verdiana y un hecho histórico español del siglo XV, tan dispares en el tiempo y contexto. Es fácil que personas entendidas en materia ya tengan el hilo para desenrollar el ovillo, pero para el grupo restante, entre los que me incluyo, haré un pequeño desglose de cada tema y hacer algo comprensible esta relación.

El Compromiso de Caspe, fue el resultado del dilema de sucesión en la Corona de Aragón, tras el fallecimiento de Martín el Humano y quedar esta sin sucesión. Diversos parlamentarios de las Cortes de Aragón, Cataluña y Valencia, ante la falta de una clara ley de sucesión en la Corona de Aragón, se reunieron en diversas ocasiones para obtener un acuerdo del nuevo sucesor, entre los  pretendientes al trono: Fernando de Antequera, Infante de Castilla y sobrino del Rey Martín, (pero descendiente por línea materna), Jaime de Urgel, un biznieto de Alfonso IV, pero por línea de varón, Alfonso, duque de Gandía, nieto de Jaime II, también por línea varonil y Fadrique de Luna, hijo “legitimado” de Martín, (ya fallecido) rey de Sicilia, hijo del Humano. En las reuniones de los ilustres parlamentarios parece que hubo ciertos tiras y afloja entre los partidarios de Fernando, que además de su inteligencia y valor como guerrero y estratega, unía a ello, como regente de Castilla, las armas y tesoros de este reino, esto es, la facultad de presionar y ganarse adeptos, cosas de las que los demás pretendientes carecían, y los de Jaime de Urgel, el más temible  contrario de Fernando, que aunque esforzado y valiente, no era tan “brillante” como Fernando y parece que intentó conquistar la corona con cierta violencia. Antón de Luna, partidario del conde de Urgel, asesinó alevosamente al Arzobispo de Zaragoza, García Fernández de Heredia, defensor de Fernando, y este hecho, (parece ser que no se inmutó, e incluso, prestó ayuda al asesino) le costó perder a Jaime, las posibilidades de sucesión, al estallar un revuelta civil para vengar este.

Para frenar la revuelta, Aragón propuso, ya que eran los que más sufrían la anarquía, un número de compromisarios en número de nueve (tres por cada confederación, de común acuerdo), para poner fin a esta situación y fijar un heredero que fuera aceptado por todos. Entre los compromisarios por Valencia se encontraba nuestro San Vicente Ferrer y su hermano Bonifacio. La elección del heredero recayó en Fernando de Antequera, y fue anunciada por San Vicente, del que se dice que su opinión y oratoria “era muy estimada” en el resultado de la elección. Influencias, como las de Benedicto XIII, el “Papa Luna”, (último Papa del Cisma de Occidente) parece que intervinieron en esta elección, (incluso antes de esta) pues esperaba el apoyo de Fernando y no el de Jaime, pues este apoyaba a su rival Juan XXIII. Jaime, tampoco despertaba simpatías entre la burguesía catalana. Asimismo, San Vicente también gozaba de una gran estima por parte de Benedicto XIII.

El acta del resultado, fue leída (también por San Vicente) al pueblo, y aunque este celebró las fiestas, empezó a murmurar por “la elección de un extranjero, teniéndolos naturales y de legítima sucesión”. Por los distintos pueblos, fue acogida de modo muy distinto “muy celebrada en Aragón, no tanto en Valencia, y mucho menos en Cataluña”.

Jaime de Urgel no acepto el resultado y se mantuvo en lucha contra Fernando (su bastión era el castillo de Loarre), hasta que un acuerdo entre Fernando y su tía, Isabel de Aragón, le permitió salvar la vida, aunque pasó el destierro entre los castillos de Ureña y Játiva donde murió. Otros análisis más profundos (y extensos) de este compromiso, quedan fuera de mi objetivo   y no varían nada el objeto de este artículo.

El Trovador, es una  obra de teatro  (en 1836) de Antonio García Gutiérrez, y sirvió de base a  la ópera de Giuseppe Verdi, “Il Trovatore”, en un libreto de Salvatore Cammarano, el cual murió en 1852, dejándolo por acabar, siendo terminado –con revisiones del propio Verdi- por Leone Emanuele Bardare, siendo estrenada el 19 de Enero de 1853 en el Teatro Apolo de Roma. La trama, se desarrolla entre Vizcaya y Aragón……dentro de la revuelta de Jaime de Urgel, a principios del siglo XV, contra Fernando de Antequera, `a raíz del resultado del Compromiso de Caspe, al que se llegó después de la muerte sin hijos del rey Martín el Humano……..

Aunque esta es la relación principal entre  El Compromiso y la Ópera, la trama es diferente, pero contiene nombres y hechos, al igual que motivos “humanos”, que están presentes en ambos.

Acto I

Un oficial del conde de Luna (hijo), hace guardia ante el palacio, mientras el conde ronda a Leonora, pero esta está enamorada del trovador Manrico. El oficial entretiene a los guardas con el relato del viejo Conde de Luna (padre) “que vivió feliz padre de dos hijos”. Según la historia, una vieja gitana embrujó al pequeño hermano del conde haciéndolo débil y enfermizo, y fue condenada a la hoguera. En el momento de quemarla, la gitana pidió a su hija Azucena que la vengara, lo cual hizo esta raptando al hijo menor del Conde. Los restos de huesos de un niño fueron encontrados en una hoguera, y el padre no creyó que fueran de su hijo, por lo que al morir, pidió al Conde de Luna (su hijo mayor) que buscara a Azucena.

La trama continúa con los duelos del Conde Luna y Manrico por el amor de Leonora, hasta que el Conde reta a Manrico a pelear y Leonora intenta detenerlos.

Acto II

Mientras,…. Manrico se sienta al lado de Azucena, a la que cree su madre, y esta le cuenta que cuando tiró a las llamas al hijo del conde, por equivocación tiró a su propio hijo. Manrico se da cuenta de que Azucena no es su madre, pero la quiere igual porque siempre le ha demostrado amor y cariño. Le cuenta a Azucena que cuando luchó contra su hermano, tuvo la oportunidad de vencerlo y sintió una fuerza sobrenatural que le impidió matarlo. En esto, llega un mensajero diciendo que Leonora, creyendo a Manrico muerto tras el duelo, va a entrar en un convento. Aunque Azucena intenta detenerlo con su débil estado de salud, Manrico se lanza en su búsqueda para impedirlo. Mientras tanto, el Conde y sus hombres intentan raptar a Leonora, pero en el momento que Luna intenta actuar, Manrico se interpone y escapa llevándose a Leonora.

Acto III

Como respuesta a su fracaso,….. los soldados del Conde Luna traen a Azucena capturada. Es reconocida por un oficial del Conde como la gitana que raptó a su hermano. También se da a conocer como la madre de Manrico, por lo que el Conde encontró doble motivo para enviarla a la hoguera. Tras su escapada y liberalización del convento,….. Leonora y Manrico viven el uno para el otro. Cuando van a pronunciar sus votos nupciales, un hombre de Manrico le informa que Azucena  será conducida a la hoguera. Manrico se apresura a salir en su ayuda y Leonora cae desmayada.

Acto IV

 

En este acto, Leonora intenta salvar a Manrico que ha sido capturado por el Conde Luna y condenado a muerte……Leonora implora piedad al Conde y ofrece su vida a cambio de Manrico. Promete entregarse al Conde pero, en secreto, bebe un veneno para morir antes de que el Conde pueda consumir el matrimonio.

En otra escena,….. Manrico y Azucena esperan su ejecución. Manrico intenta calmar a su madre. Leonora llega a prisión para decirle a Manrico que está a salvo y que escape, pero al  no acompañarle, se cree engañado y no quiere escapar y se entera que ella se ha envenenado por mantenerse fiel a él. Ella muere en sus brazos y le confiesa que prefiere morir con él y no casarse con otro. El Conde de Luna entra, y al ver a su prometida, muerta en brazos de Manrico, ordena la ejecución de este de  inmediato. Mientras se cumple la sentencia, Azucena despierta junto al Conde, y cuando este le muestra el cadáver de Manrico, ella, en vez de lamentarse, grita extasiada por el triunfo”…!él era tu hermano!…!Madre!, te he vengado…”. El Conde Luna gritó desesperado “…¡¡y yo debo seguir viviendo!!….”.

Bueno, pues menuda trama; muy propia de la época en que el romanticismo y las exaltaciones estaban en auge. Las injusticias, venganzas, intrigas y lances amorosos eran muy utilizadas en la mayoría de libretos de la época.

…Que movió a Verdi a utilizar esta trama en la ópera??…

Verdi nació en la aldea de Roncole, cerca de Busseto, entre Milán y Parma en pleno valle del Po, entonces bajo dominio francés y en pleno ataque de tropas austriacas y rusas para ocupar aquella zona de la Italia septentrional. El propio Verdi se salvó del ataque al esconderlo su madre en el campanario de la iglesia (que por cierto, estaba dedicada a San Miguel Arcángel). En estas circunstancias, (una zona devastada por la guerra y llena de escaseces) aprendió música en la escuela, junto a las demás disciplinas, destacando en la interpretación al órgano, y sustituyendo cada vez más al Rvdo. Baistrocchi, su maestro de música, ya con 8-10 años.  Su mentor Barezzi (un mecenas musical de la zona que más tarde se convertiría en su suegro) le ayuda para estudiar en Busseto, ciudad con alguno miles de habitantes y más posibilidades artísticas. Encerrado en sus estudios, “era taciturno, huraño y tímido,  con arrebatos de entusiasmo, cólera y afecto”.  Barezzi le apoya y admite en su casa para dar clases a sus hijas, y conoce a Margarita. Después  le ayuda a trasladarse a Milán, donde pasa momentos difíciles por el trabajo y un primer éxito como director de la Sociedad Filarmónica. Más tarde le consigue un puesto de “maestro municipal”  en Busseto, y Verdi se casa con Margarita, con la que tiene dos hijos. Sus ansias por mejorar, le llevan otra vez a Milán, a la que se traslada después de morir la hija pequeña. Al poco tiempo de su estancia, fallece el otro hijo, y mientras trabaja en una ópera de encargo, enferma de anginas muy gravemente. Al recuperarse de ellas, Margarita, no pudiendo soportar el dolor por la muerte de los hijos, contrae una encefalitis y también fallece en pocos días, dejando a Verdi completamente destrozado. Estas circunstancias hacen que Verdi intente recluirse de todo y refugiarse en el trabajo.  

Pasado el tiempo de duelo y roto su aislamiento, volvió al trabajo y  se presentó el principio de una carrera ya ascendente. Sus primeras obras, y sobre todo las compuestas durante la tragedia familiar no recibieron apoyo popular, hecho, que Verdi –en su vejez- resaltó con una crítica mordaz, de la indiferencia del público ante los problemas personales del músico. Esta primera ópera fue Nabucco, y tras ella, entre otras más, como Hernani, I Lombardi o Juana de Arco, todas con referencia a la situación política de Italia bajo la dominación austriaca, vino  Rigoletto, Il Trovatore y La Traviata, estas dos últimas estrenadas en 1853. Hasta esta fecha, (pues La Forza del destino, Aida, Otello, etc. pertenecen a la segunda parte de su vida)), se puede buscar la “explicación” o “motivo” que indujeron a Verdi a utilizar el libreto de El Trovador  para su ópera.

Su “poca” vida social en su juventud (encerrado en estudio y trabajo), y un temprano matrimonio con resultados nefastos, le hicieron profundizar en el interior de sus personajes, tales como el jorobado Rigoletto en su doble papel de bufón burlón y padre receloso y afectivo, la cortesana Margarita, de la Traviata, como mujer libertina y al mismo tiempo  de un enamoramiento casi juvenil, o la gitana Azucena en su doble faceta de hija vengadora y sentimientos de madre en lucha constante, unos con otros.

Nabucco, (en su coro de esclavos), Hernani, I Lombardi, Juana de Arco y Atila, todas tienen un sentimiento patriótico, con referencia a la ocupación austriaca. Una carta escrita desde París a su amigo Piave en 1848 tras el alzamiento contra los austriacos dice: ..”Pocos meses e Italia será una, libre y republicana..¡tú me hablas de música!??…para los italianos de 1848 solo debe haber una música: la del cañón”…

En ese mismo año, en una carta, se aprecia una muestra de su susceptibilidad (reaccionaba ante cualquier provocación) y de su carácter melodramático, en la que dice:…”Yo perdono una bofetada, ya que si puedo contesto con otras veinte, e incluso mato a quien me la ha propinado, pero no puedo perdonar una ofensa a quien no puedo replicar”…(menudo carácter).

Para afianzar al joven rey de Italia Victor Manuel, el nombre de Verdi, fue utilizado por los liberales con el anagrama de Viva Verdi, que utilizando las letras del apellido significaban Viva Vittorio Emanuele Re D’Italia.

En su entierro, baste decir que miles de personas y la familia real, acompañados por la Orquesta y Coros de la Scala, tocando y cantando el “Va pensiero” de Nabucco, acompañaron al féretro.

……Podían haber sido estos los motivos??….hay asesinatos en el Compromiso y El Trovador –aunque por diferentes causas-,  los nombres de Jaime de Urgel, los Luna, y la situación de la trama se corresponden en ambos, y las luchas e intrigas en el interior de la persona por el poder o sentimientos,  son evidentes también. El deseaba la liberación de Italia, y esa lucha por la sucesión en el Compromiso, podría compararse a la lucha del Conde y Manrico por el amor de Leonora. No olvidemos que en varias de las obras citadas, se hacía alusión, aunque de forma velada dentro del argumento, a la situación  de Italia ante la invasión austriaca.

Verdi fue considerado el músico que “representaba” Italia, e incluso, tras la liberación, llego a ser nombrado diputado del Parlamento de la nueva Italia, aunque pronto presentó su dimisión.  

Sea así o no, es una muestra de cómo los compositores utilizan los textos históricos, o de toda índole, para reflejar su inspiración y dejarle la rienda suelta, y en este caso, una manera agradable de descubrir como un hecho de nuestra historia patria, atrajo la atención de uno de los operistas más grandes de la música.

Para mí, es un verdadero placer escudriñar por los libros, para encontrarme con algo desconocido para mí. Espero que ustedes lo disfruten.

Fuentes

-Marqués de Lozoya “Historia de España”, tomo II-Salvat-1962

-E.Belenguer, A.Rubio “Diccionario Histórico de la Comunidad Valenciana”,- tomo I y II-Levante-1992

-Elvio Giudici “Enciclopedia Grandes Compositores” tomo III-Salvat-1989

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here