Las mujeres magrebíes de Llíria preparan el almuerzo con el que acaba el Ramadan

El viernes se puso fin al Ramadán, después de 30 días de ayuno. La comunidad Musulmana de Llíria ha vivido un fin de semana repleto de reuniones familiares, almuerzos y festejos con los que se pone fin a una de les celebraciones más importantes del Islam. Hoy, un grupo de mujeres magrebíes, entre las que está Manal, han querido mostrar el Eid, el almuerzo con el que acaba el Ramadán y explicarnos más sobre su cultura: “No hay racismo, es desconocimiento, por eso son importante estos actos”.

Manal cuenta que durante el fin de semana se han reunido para celebrar el Eid, el fin del Ramadán “Se va a rezar a las 8 de la mañana. Luego hacemos visitas familiares, preparamos comida, dulces. Es una de las comidas más especiales” comenta esta mujer, ataviada con un velo azul y su hija a brazos durante la charla.

-“El Ramadan sirve como una desintoxicación. Por la noche preparamos algo ligero y saludable”, explica Manal a las más de 30 mujeres que han acudido al Multiusos.

-“Como aquí la Cuaresma”, dice como ejemplo, Fina Ramis, de Servicios Sociales.

-“Después del Ramadán, los niños suelen estrenar algo de ropa” comenta como una anécdota divertida Manal.

-“Como aquí el Domingo de Ramos antiguamente “si no estrenes res en Rams, te quedes sense mans” señala Fina Ramis que explica este refrán popular.

 

 Manal Llegó hace 9 años a Llíria directa de Marruecos, su marido vivía aquí “me considero Llíriana, aunque el primer año que llegué me fue muy duro. Me sentía diferente, y eso que yo había estudiado español allí. Por eso quiero ayudar a la integración de las mujeres que llegan, muchas de ellas, casi sin hablar el idioma. Falta mucho trabajo para ser integradas” comenta mientras sirve el té. En la mesa junto a la tetera llena de té dulce con hierbabuena, hay pasteles de almendras, rollitos de miel o pistachos, dátiles y aceitunas.

“Las mujeres se reúnen mucho entre ellas, hay desayunos semanales, preparan suculentos platos, té, y así hacen sociedad” nos desvela Manal de la vida cotidiana de estas mujeres magrebíes. “No hay racismo, hay desconocimiento. Cuando llegué un vecino mayor siempre me decía para que llevas ese velo, con el calor que hace. Ahora después de años de convivencia, y con el buen trato, invita a mi familia en verano a su chalet para que nos bañemos” finaliza positiva Manal.

Por eso dentro de la Programación por la Igualdad de género se ha preparado este acto llamado “Celebra el Eid conmigo” para dar voz y conocer su cultura desde la visión de estas mujeres magrebíes.

Además Manal nos comenta otro proyecto que han preparado junto a la Regidoria de Benestar Social “tenemos un proyecto que se llama “Mujer empoderada, Mujer Integrada”, sobre la mujer y su autoestima, donde también trataremos que expectativas tiene en el futuro en Llíria estas mujeres” nos explica ilusionada Manal.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here