Eugenia Boscá: “Con elementos cotidianos podemos construir algo artístico”

Eugenia Boscá lleva más de veinte años dedicados a la cerámica. Hace años, trajo su taller y su torno a Llíria, el pueblo donde veraneaba en la niñez, y desde aquí crea sus piezas a las que han clasificado de “exquisitas, creativas, divertidas y elegantes”. Con motivo del “dia de la dona”, ha impartido un curso de cerámica para mujeres. Hablamos con ella para conocer más de su obra, de este curso de cerámica y de la visión del arte en femenino.

“Hay una parte que están en el horno, y las terminaremos el día 6” dice a sus alumnas mientras nos enseña los trabajos del curso de cerámica que está realizando en un aula del Multiusos de Llíria.  “No es un curso de cerámica al uso, ha sido algo especial. El taller se llama Cosntruyendo y deconstruyendo lo doméstico. Es un homenaje al 8 de marzo y lo hacemos a través de un lenguaje, el de la creatividad. Vamos a mezclar elementos cotidianos y domésticos para descontextualizarlos y construir algo artístico como forma de reivindicación” nos explica.

Encima de la mesa hay lanas, estropajos, pinzas de tender y pinturas con los que las 18 mujeres que participan en este taller de cerámica, manosean, juegan y experimentan. “Es una lucha cotidiana, silenciosa, aunque creo que no me ha sido más difícil que a otros compañeros hombres” dice Boscá que ha querido dar a este curso un enfoque femenino, recuperando los referentes de mujeres artistas. “Hay muchas. De hecho, en marzo en La Nau harán una exposición de mujeres ceramistas” afirma reivindicativa.

Eugenia lleva más de 20 años de ceramista “yo quería hacer Bellas Artes, pero en la Escuela de adultos de Llíria, me crucé con alguien que estaba modelando y descubrí todo un mundo. Me fui a la escuela de Manises y ya no a Bellas Artes. Nunca antes había tenido contacto con este mundo, pero la Escuela tenia una trayectoria muy importante, me encantó y aunque no te ofrecía muchas salidas, me lance” comenta con humor Eugenia sobre sus principios, cuando convirtió aquel descubrimiento en su profesión. Ahora sus objetos aparecen en revistas como ELLE.

Hace unos meses realizó una exposición con sus piezas en Ca la Vila “utilizo muy poca decoración. Me gusta más el objeto por el diseño y la estética que por la decoración. Trabajo en blanco y busco diseños contemporáneos” señala sobre el estilo de su obra.

Eugenia trabaja desde Llíria “vivo en una casita de pueblo y estoy muy a gusto, tengo menos visibilidad que si viviera en Valencia. Pero no me importa, estoy muy tranquila aquí” asegura esta ceramista del municipio que ha sido finalista en la Bienal internacional de cerámica de Manises. Otra pieza que ha traído al Taller, el porrón, ha obtenido el premio de Artesanía de Vanguardia de la Comunidad Valenciana en 2016. “Además de estar premiada, simboliza algo muy nuestro, aunque ya no lo usamos, sirve para compartir” comenta divertida mientras mancha sus manos de rosa fucsia en el taller de mujeres.

El próximo martes, 6 de marzo, Eugenia y las 18 mujeres acabaran el Taller de cerámica y el viernes 9, podremos ver la escultura creada en común para celebrar el dia de la dona, en una exposición a Ca la Vila.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here