Ricardo Torres: Y la nave va…

Y la nave va…

Hola Odracir,

Todos somos hijos de un pueblo mestizo.

Soñamos ensueños vestidos de toga y peplos. Soñamos algo que no fuimos, y tal vez, no seremos nunca. Se nos llena la boca con palabras como pueblo, nación, cultura. Cuando ya hemos olvidado que estas palabras fueron fraguadas con furia, a base de sangre, tempestad y fuego en el crisol primigenio del alumbramiento.

Soy hijo de un pueblo errante, sin patria, sin amo y tal vez…sin Dios, porque intuye, quizás, que existen muchos dioses en las pequeñas cosas, y eso es la vida en sí misma.  ¡No hemos aprendido todavía que lo único que permanece es lo fugitivo y lo esquivo!

Somos seres partidos, no en dos, sino en diez mil mitades.

Saberes olvidados se nos revelan en profecías que ya muy pocos saben leer en el vuelo de las aves, en los meandros de los ríos, en lo más profundo de una mirada de un rostro siempre interrogante: ¿Quién soy? ¿Quién eres? Alquimia básica de esa substancia llamada Hombre.

Y a pesar de todo, la nave va…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here